¿Juegos electrónicos o deportes digitales? El auge de los eSports y su impacto en la sociedad

Los videojuegos llegaron para quedarse, y eso es una realidad que va cogiendo cada vez más peso en nuestra sociedad. Ahora bien, ha sido tal el crecimiento exponencial que instituciones como WESCO (World Sport Consortium) trabajan por profesionalizar y estandarizar el ecosistema de los eSports en el mundo. 

Daniel Cossi, CEO de WESCO y referente de la industria de los eSports, junto con Euncet Business School en el webinar ‘Cómo los eSports están mejorando la sociedad’ nos da algunas de las claves para entender las diferencias entre los juegos electrónicos, los eSports y el impacto que tiene y tendrá en la sociedad actual y futura.

¿Qué son los eSports?

Se estima que en el año 2024 los eventos relacionados con los eSports superarán en espectadores a eventos como la Super Bowl. Estos datos nos hacen ver la importancia que tendrá un sector que actualmente ya mueve a más de 3 millones de espectadores, solo en España.

Según la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) los eSports es el nombre con el que popularmente se conocen a las competiciones de videojuegos estructuradas a través de jugadores, equipos, ligas, publishers, organizadores, broadcasters, patrocinadores y espectadores. Se puede jugar de forma amateur o profesionalizada y de forma presencial u online. Otras denominaciones son “gaming competitivo”, “organized play”, “egaming” o “pro gaming”.

Ante esta realidad, se evidencia que los deportes electrónicos van un paso más allá que los videojuegos tradicionales. Ahora bien, ¿en qué se diferencian?

Diferencias entre videojuegos y deportes electrónicos

Los videojuegos tradicionales llevan años entre nuestra sociedad y su principal objetivo ha sido siempre entretener. A estos se le han asociado valores positivos y negativos, como adicciones o como una actividad que potencia la violencia entre los jóvenes que lo practican. 

En cambio, los deportes electrónicos, o deportes digitales, como los prefiere llamar Cossi, además de producir entretenimiento, tienen la responsabilidad intrínseca de preservar la integridad de los jóvenes que lo practican, ya que se rige con los mismos valores o principios de cualquier deporte: esfuerzo, superación, perseverancia, igualdad, respeto, deportividad, solidaridad, inclusión. 

Tipos de deportes electrónicos o digitales

Dentro de los deportes electrónicos existen dos tipos en función de naturaleza, es decir, si son privados o institucionales. 

Los deportes electrónicos privados tienen como objetivo producir entretenimiento, promover productos, marcas… En este caso, estos eventos tienen un inicio y un fin y no cuentan con una valoración porque no tienen cómo medir el valor de los atletas en el mercado, porque no cuentan con esa infraestructura. 

En cambio, los deportes electrónicos institucionales están creados por federaciones que promueven la práctica deportiva y se rigen por unas normativas y legislaciones propias de cualquier deporte profesionalizado, ya que tiene en cuenta la valoración de los deportistas o atletas, su rendimiento y el ecosistema con valores establecidos.

Aún esta apuesta y compromiso por su desarrollo, las comisiones, consejos, tribunales de justicia, reglamentos y legislaciones existentes no están unificadas, hecho que complica la generalización de su práctica en el mundo. 

Te puede interesar: eSports: el business case de la Real Federación Española de Fútbol, webinar a cargo de Javier Galiana

Tras esta profesionalización e institucionalización de los deportes electrónicos, esta tendencia se ha convertido en una nueva oportunidad de negocio, y ya no solo para los creadores de videojuegos, sino por todo el ecosistema que envuelve este nuevo fenómeno. Podemos distinguir 6 actores principales que interactúan en la organización de eventos de eSports: Publishers, Promotores, Equipos, Plataformas de Distribución, Marcas y Audiencias.

Retos y desafíos de los eSports y la sociedad

En el mundo de los deportes electrónicos actuales, tienen total atención los majors y los flujos de negocio, pero no hay que dejar de lado la vertiente humana para preservar la integridad de este creciente ecosistema. Por ello, tal y como enfatiza Cossi, es importante formar un business muy sólido, y no solo en lo referente a lo comercial. Debe existir un compromiso por promover la inclusión social.

‘En 5 años se verá el impacto de los juegos deportivos, de una forma más institucional’ - Daniel Cossi.

Desde WESCO se trabajan los deportes digitales mediante unos programas con los que se dota a los gobiernos e instituciones de herramientas e infraestructuras para fomentar la inclusión segura de la sociedad en los deportes electrónicos. 

Retos sociales

Para gran parte de la sociedad, los videojuegos llevan asociados valores negativos como su adicción o que incitan a la violencia. Aunque en algunos de los casos pueda provocar eso en quienes lo practican, la realidad es que tienen muchos más beneficios aplicables a la educación. Para ello, es importante que las familias se conciencien de ello y que se apueste por formar a profesionales de los sectores públicos a aplicar esta gamificación en otras disciplinas para promover los juegos como deportes electrónicos educativos e inclusivos.¡

Te puede interesar: eSports, en busca de talento

Existen barreras sociales que deben enfrentar los gamers:

  • Impedimento errado por la ideología familiar.
  • Problemas de infraestructuras en países económicos.
  • Preservar la integridad del ecosistema y también la inclusión social.

Aunque aún quede mucho trabajo por hacer, la realidad es que el ecosistema de los eSports se está consolidando con instituciones como WESCO y queda latente que es una industria aún por explotar y que necesita a profesionales que sean capaces de dar respuesta a las necesidades que presenta este nuevo business. Es por ello que programas como el máster online en Global eSports Management de Euncet Business School, único acreditado por WESCO, son la opción perfecta para formar parte de esta revolución.