Gamificación en Marketing: qué es y cómo aplicarla en tu estrategia

¿A quién no le gustan los juegos? Esto mismo es lo que se han preguntado muchas empresas y es lo que les ha llevado a aplicarlo a sus estrategias de marketing desde 2010 a través de herramientas de gamificación

Aunque la gamificación educativa es un recurso bastante recurrente, cada vez va ganando más adeptos entre otras áreas y modelos de negocio. ¿Sabes realmente en qué consiste este concepto? ¿Quieres descubrir cómo aplicarlo en tus estrategias? 

En el siguiente post te damos algunas claves para que implementes esta técnica en tu estrategia de marketing para que consigas alcanzar objetivos e incrementar la motivación de tus colaboradores y clientes. 

¿Qué es la gamificación?

Para poder entender el potencial de esta herramienta que ha supuesto una gran innovación educativa es importante saber qué es exactamente la gamificación y qué potencialidades tiene dentro del marketing digital.

La gamificación es una técnica con la que se convierte una actividad en un juego mediante mecanismos que ayudan a mejorar el compromiso entre los clientes a la vez que ayuda a aumentar los resultados y mejorar la satisfacción de los mismos. 

Estos mecanismos pueden ser técnicas, métodos, herramientas y plataformas offline u online. 

La gamificación se basa en 3 pilares fundamentales: el diseño de la experiencia, las mecánicas y los componentes. En todos ellos se deben definir bien los elementos que intervendrán, así como los procedimientos para llevar a cabo la acción y las dinámicas y mecánicas con las que generar la actividad gamificada. Estos serán los elementos de juegos que servirán para llevar a cabo la estrategia de gamificación. 

Muchas empresas implementan este tipo de acciones para motivar a los empleados e incrementar así la productividad y cooperación entre sus colaboradores. Uno de sus principales atractivos es que las recompensas pueden ser medallas por logros, niveles de aprendizaje y habilidades o premios, por lo que su nivel de involucración aumenta.

Los beneficios de la gamificación

Como habrás podido ver, la gamificación aporta muchas ventajas y beneficios si se implementa adecuadamente a los objetivos fijados por la organización. Y esta puede ser aplicada tanto en entornos educativos como en organizaciones, ya sea dentro del departamento de Marketing como en el de Recursos Humanos. Entre sus beneficios destaca:

  1. Mejora el compromiso de los colaboradores.
  2. Incrementa el desempeño del personal.
  3. Ayuda a mejorar las habilidades personales.
  4. Aumenta la productividad organizacional.
  5. Aporta autonomía a los colaboradores para que tomen sus propias decisiones.
  6. Incrementa las interacciones de los usuarios.
  7. Mejora la fidelización de los usuarios gracias a la interacción constante con la actividad gamificada.
  8. Favorece al posicionamiento web si la gamificación va enfocada a aumentar el flujo de usuarios que utilicen la herramienta digital. 
  9. Potencia la comunicación entre usuarios y marcas.
  10. Permite monitorear las actividades y procesos de los usuarios/trabajadores.
  11. Favorece la resolución de problemas internos.
  12. Estimula el progreso y la motivación.

¿Cómo podemos aplicar la gamificación en marketing?

Las campañas de gamificación, ya sean en entornos digitales o tradicionales, pueden aplicarse al marketing de tantas maneras como ideas y presupuestos se tengan.

Aunque en muchas ocasiones se relacione la gamificación con plataformas digitales, la realidad es que se puede extrapolar a acciones físicas como las tarjetas de fidelización con las que con cada compra se puede llegar a conseguir un premio en forma de producto o descuento. 

La gamificación aplicada al marketing puede implementarse en formato por objetivos, competición, colaboración, niveles, puntos, aprendizaje interactivo, insignias o por comunidad y reconocimiento social. Es importante ser conscientes de que esto es una parte de la estrategia, ya que además de incorporar el factor lúdico y competitivo también es necesario generar estímulos y sentimientos positivos que permitan establecer vínculos entre los usuarios y la marca. 

Las claves para que tu estrategia de gamificación funcione son:

  1. Conocer a la audiencia y generar actividades que sean relevantes para ellos.
  2. Investigar a la competencia y aportar valor con la acción.
  3. Tener objetivos S.M.A.R.T. Como con cualquier estrategia, todas las acciones deben ser medibles para poder valorar la efectividad de la estrategia y su implementación.

Te puede interesar: La importancia de objetivos SMART en un plan de marketing

  1. Piensa mecanismos de juego sencillos, atractivos y accesibles para tu público. 
  2. Establecer fechas límite ayudará a analizar y valorar el éxito de la estrategia, así como el grado de participación e involucración de la misma.
  3. Sé creativo en tus estrategias y acciones. Aplicar nuevas tecnologías como la realidad virtual, la inteligencia artificial y otras herramientas disruptivas pueden ser un must en tu estrategia. 

Te puede interesar: ¿Cómo innovar con marketing digital en tu empresa?

Ahora que ya conoces un poco más sobre la gamificación aplicada al marketing ¡acepta el reto e impleméntalo en tu estrategia! 

Descubre más acciones con el posgrado en Dirección de Marketing de Euncet Business School y ¡enamora a tus clientes con propuestas de valor!