¿Qué es el Mindful Marketing?

¿Consumo consciente? ¿Impacto social positivo? ¿Satisfacción colectiva? Posiblemente, algunos de estos conceptos te suenen… Estos son los nuevos retos a los que se enfrentan las empresas y organizaciones actuales.

Todos ellos forman parte del mindful marketing. Descubre en qué consiste esta estrategia, cada vez más popularizada, centrada en los consumidores en el siguiente artículo.

Te puede interesar: ¿Qué es el marketing estratégico?

Mindful marketing: una tendencia creciente.

Mindful marketing: una tendencia creciente

El marketing consciente o mindful marketing tiene su origen en el mindfulness, una filosofía que se basa en la toma de consciencia del momento, es decir, del aquí y ahora. Popularizado en la década de los 70 por Jon Zabat-Zinn, el mindfulness es una técnica de relajación que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Con este método terapéutico se reconocen y aceptan las emociones y pensamientos.

El mundo de las empresas ha adaptado este término y lo ha aplicado al marketing, dando lugar así al mindful marketing. Con esta estrategia se pretende dar respuesta a las nuevas necesidades y hábitos de consumo de los usuarios, los cuales tienden, cada vez más, hacia un consumo mindful.

¿Qué significa esto? Las estrategias de marketing deben orientarse, además de a la venta al público objetivo, a la búsqueda de la repercusión social positiva. Ya no basta únicamente en satisfacer sus necesidades materiales, sino que se debe aportar un valor añadido que satisfaga sus preocupaciones más profundas con cambios positivos.

Principales características del Mindful Marketing

Principales características del Mindful Marketing

Esta nueva técnica de marketing basa las acciones de la empresa en conectar de manera consciente con los consumidores a través de la escucha activa y la empatía. La estrategia de mindful marketing busca gestionar la empresa a través de tres conceptos: la consciencia, la intencionalidad y la conexión.

Cliente como epicentro

El customer centric o customer centricity es el enfoque de trabajo actual en las estrategias de marketing de las empresas, las cuales ponen el foco en sus necesidades. Se busca la satisfacción colectiva a través de acciones que vayan acorde con los valores de la organización para actuar así con transparencia y coherencia. Esta nueva forma de crear estrategias se basa en alinear los intereses de ambas partes para que todos ganen.

Te puede interesar: Conociendo a tu cliente. Cómo pasar del yo pienso al yo sé

Sostenibilidad como forma de negocio

Todo proceso de fabricación tiene un impacto medioambiental. Las organizaciones cada vez son más conscientes de su papel en ello, y es por eso por lo que muchas apuestan por reducir ese impacto con acciones y prácticas sostenibles. La sociedad está comprometida con el cambio climático y el cuidado del medio ambiente. Esto ha hecho que entre sus principales preocupaciones esté el tipo de compromiso que tienen las empresas con la responsabilidad social.

El mindful marketing es la estrategia encargada de alinear esa visión con las acciones organizativas a través del deep acting, es decir, de promover el cambio real a través del impacto positivo en la sociedad de su actividad.

Valores positivos en la empresa

Valores como la solidaridad, la empatía y el consumo consciente forman parte del mindful marketing. Este es el rumbo que deben seguir las estrategias de las organizaciones en sus productos y servicios para satisfacer estas nuevas necesidades de los consumidores. Si la organización es coherente y consigue crear una relación basada en la confianza con sus consumidores, su percepción mejorará, consiguiendo una mayor reputación y número de clientes.

Mindful Marketing: ejemplos relevantes

Mindful Marketing: ejemplos relevantes

Algunos ejemplos prácticos de esta nueva estrategia de marketing los encontramos en grandes empresas como Apple, IKEA y Ecoalf. En mayor o menor medida, estas marcas han incorporado esta filosofía en su actividad, convirtiéndose en referentes de esta nueva tendencia.

Apple

La marca fundada por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne en 1976 lleva años trabajando y aplicando un plan de Responsabilidad Social Corporativa de forma integral, es decir, desde los procesos de fabricación hasta la venta de sus productos y servicios.

Vinculada al impacto medioambiental, la compañía californiana ha aplicado el mindful marketing al comunicar sus acciones relacionadas con el plan de cero emisiones de carbono, cuyo objetivo es alcanzar esa cifra para 2030. Durante este tiempo, la marca ha conseguido reducir la huella de carbono en más de 4 millones de toneladas gracias a su inversión en investigación e innovación de nuevos materiales y componentes más sostenibles.

IKEA

Bajo el lema “Todas las personas merecemos un verdadero hogar”, la multinacional sueca también incorpora en su cultura organizacional el tomar conciencia de la problemática relacionada con el medio ambiente.

Entre sus acciones destaca que el algodón de sus productos es 100 % sostenible, primer objetivo de su plan con el que aspiran conseguir que todos sus productos sean fabricados con material reciclado o renovable.

Ecoalf

Posiblemente, esta empresa de moda sostenible sea una de las marcas que más arraigada tenga esa concienciación social en su actividad. Bajo la campaña “BecauseThereIsNoPlanetB”, Ecoalf ha lanzado múltiples acciones con las que promover el reciclaje y la preservación del medio ambiente.

Posgrado en Dirección de Marketing de Euncet Business School.

Ahora que ya sabes más sobre esta nueva tendencia hacia la sostenibilidad y la satisfacción colectiva, no te puedes perder el posgrado en Dirección de Marketing de Euncet Business School.