Transformación-tecnológica-en-los-negocios-de-opción-a-obligación
Array ( [image] => Transformación-tecnológica-en-los-negocios-de-opción-a-obligación [tags] => Array ( [img] => Array ( [data-srcset] => 1 [data-src] => 1 [srcset] => 1 [sizes] => 1 [src] => 1 [class] => 1 [alt] => 1 [width] => 1 [height] => 1 ) [noscript] => Array ( ) ) )

Transformación tecnológica en los negocios, de opción a obligación

¿Big Data? ¿Metaverso? ¿Inteligencia Artificial? Aunque son conceptos recurrentes, la sociedad y, en especial, las empresas no las perciben como una realidad, sino como una transformación tecnológica con opción de adoptar a medio o largo plazo.

Marc Vidal, founder de Allrework, LinkedIn Top Voices; Top100 Forbes Influencers y considerado como una de las figuras más influyentes en economía digital de España, en colaboración con Euncet Business School trató la necesidad urgente de abrazar las tecnologías desde la oportunidad y no desde el miedo y el desafío en la ponencia “¿Llegas a tiempo al futuro?”, que se engloba dentro del círculo de ponencias magistrales gratuitas y presenciales realizadas en el Campus de Terrassa, en las que ya ha participado Xavier Sala-i-Martín, Emilio Duró, el Dr. Mario Alonso y Marc García.

En el siguiente artículo te mostramos algunas de las reflexiones que hizo Marc Vidal y por qué es más importante entender sus posibilidades en la industria que centrarse en los retos o miedos que presenta el que sea tan incierta su evolución.

¿Revolución o transformación?

La hiperconectividad y la alta competitividad en los mercados hace que los usuarios cada vez sean más exigentes. La máxima de las organizaciones para ser competitivas es precisamente aportar ese valor diferencial que las convierta en la elección de los consumidores. Para lograrlo, es clave diferenciar al nuevo consumidor del cliente y del usuario, y esto puede conseguirse con la ayuda de la tecnología. Lo que para muchos se presenta como un escenario de crisis, si se sabe aprovechar puede ser una gran oportunidad.

“El ser humano vive las revoluciones industriales como grandes crisis.” Marc Vidal

Situaciones como la pandemia han puesto de manifiesto la falsa creencia que se tenía sobre la adopción tecnológica por parte de las empresas, las cuales consideraban que se encontraban en un punto evolucionado, cuando la realidad ha sido bien distinta tras la situación actual marcada por la incertidumbre.

Aún así, tendencias laborales como el teletrabajo, la gestión de proyectos y las metodologías ágiles se han ido estableciendo en la cultura organizacional de muchas empresas que han aprovechado esta alerta para aceptar, incorporar y potenciar el uso de estas tecnologías en sus procesos.

“Lo incierto genera cambios, y los cambios innovaciones.” Marc Vidal

La flexibilidad como valor de cambio

La economía se basa en cuatro pilares: la inversión, el crecimiento, las exportaciones y el gasto público. La situación socioeconómica actual marcada por la crisis hace que el modelo de recuperación económica haya cambiado y muchos consideren que el que más se ajusta al paradigma actual es en forma de K, en el cual convergen dos vías: la que incluye la tecnología y se muestra flexible a los cambios, y la que apuesta por el inmovilismo cíclico.

Infografia-RecuperacionK

Te puede interesar: Radar Económico Global 2022, los factores que mayor impacto tendrán en la economía global

Las organizaciones y la sociedad deben ser escépticos con las críticas hacia la automatización y sus consecuencias en los puestos de trabajo, ya que ejemplos como Corea del Sur o Alemania demuestran que cuanto mayor complejidad económica se tiene, más fácil resulta salir de la crisis porque esta es menos profunda y más breve.

Ambos países coinciden en apostar por la innovación siendo Corea del Sur el país con mayor número de robots por cada 10.000 empleados en la industria y Alemania en Europa.

Estos países han visto la automatización como un privilegio y oportunidad de mejora, tanto en la optimización de los procesos como en el bienestar de la sociedad, ya que ambos cuentan con tasas de paro muy bajas. ¿A qué se debe esto? La automatización genera productividad y esto hace que los empleos se transforman de forma estratégica creando nuevos perfiles profesionales, lo que se traduce en oportunidades.

“Cuando todo cambia no se gana siempre, pero el que no cambia pierde seguro.” Marc Vidal

Implementar tecnologías predictivas y Big Data en los quehaceres de las organizaciones es clave para gestionar de forma flexible esa incertidumbre.

4 claves para abordar el desafío digital

Existen cuatro puntos de inflexión que serán clave para abordar con éxito el desafío digital que está suponiendo el momento de disrupción actual en el que convergen tecnologías como la inteligencia artificial y la realidad aumentada. El Big Data está suponiendo un gran avance y es una herramienta con la que hacer más eficientes los procesos empresariales, explotar nuevos modelos de negocio, estimular el talento en las organizaciones y poner en valor la experiencia del cliente en el centro de la economía y la responsabilidad de los profesionales implicados en lograrlo.

1. El cliente en el centro – Customer Centricity

La importancia de la calidad de los servicios, no es algo nuevo, pero cada vez se está posicionando como una de las ventajas competitivas más importantes. Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las organizaciones es crear valor añadido ante la evolución de consumidor a prosumidor y dar respuesta a sus paint points.

Es en este contexto en el que es clave transformar los datos en información y esto en conocimiento para que pueda traducirse en acciones. Para poder aprovechar el potencial de los datos las organizaciones deben tomar consciencia de la importancia de dar sentido a la información recopilada poniendo en el foco al cliente. 

2. Optimización de procesos

Otro de los aspectos que puede marcar la diferencia en la adaptación de las organizaciones en este nuevo paradigma es prestar atención a los procesos de poco interés que existen en la organización, pero que son fundamentales para la actividad del negocio, y automatizarlos. 

3. Nuevos modelos de negocio

Las exigencias actuales están llevando a las organizaciones a ser duales. Además de trabajar por la actividad actual y la solvencia de la empresa, estas deben analizar y detectar cómo crear fórmulas de negocio incorporando las disrupciones tecnológicas para tener ese valor añadido. 

Ejemplo de ello lo encontramos con los negocios que empiezan a nacer tras la creación y desarrollo del metaverso. Las organizaciones deben empezar a plantearse cómo pueden adaptar sus modelos a esta nueva era marcada por la realidad aumentada y la realidad virtual.

“Hay que estar en beta constante cerca de la tecnología.” Marc Vidal

4. Nuevas habilidades

Tras el pensamiento catastrofista sobre para qué esforzarse en competir contra las tecnologías, nace la oportunidad de pensar sobre qué no se puede automatizar. Descubrirlo supondrá un valor incalculable porque es clave entender que, como dice Marc Vidal “las tecnologías son el cómo, lo humano es el porqué”. 

Para ello, se deberán potenciar las siguientes habilidades que la tecnología y las máquinas no tendrán nunca:

  • Capacidad para desaprender. La tecnología es incapaz de recuperar lo que se elimina definitivamente, mientras que las personas somos capaces de recordar lo que sabíamos, aunque no se utilice.
  • Pensamiento crítico. La capacidad de pensar distinto nunca se podrá desarrollar en las tecnologías porque el pensamiento racional se debe programar, en cambio los humanos sí podemos cuestionar
  • Inteligencia emocional. El contacto empático es una habilidad puramente humana.
  • Creatividad tecnológica. Esta habilidad es la combinación del pensamiento y la creación aplicando las posibilidades que ofrece la tecnología.

Ante esta radiografía podemos concluir que el factor humano seguirá siendo clave ante el reto que supone la tecnología.


Qué es un NFT. Posgrado en Innovación y Emprendimiento de Euncet Business School.

Si quieres saber más sobre cómo automatizar procesos en tu negocio no te puedes perder el posgrado en Innovación y Emprendimiento de Euncet Business School.