Qué es la publicidad programática y cómo sacarle provecho

El mundo de la publicidad digital evoluciona a pasos agigantados y seguramente ya lo habrás notado. Hoy en día ya no recibimos un único anuncio de un producto o servicio concreto, sino que recibimos impactos del mismo en formatos y versiones diferentes según nuestros gustos, intereses y hábitos en la Red.

La publicidad programática ha llegado para quedarse, pero ¿sabes realmente qué es y cómo puedes implementarla en tu estrategia de marketing digital?

En el siguiente artículo te contamos su evolución, funciones y ventajas para que consigas optimizar tus campañas digitales y llegues a tu público objetivo.

¿Qué es la publicidad programática?

La publicidad programática (programmatic advertising), también conocida como compra programática, es un modelo de compra de publicidad online que permite adquirir espacios publicitarios en Internet de forma automática gracias a la inteligencia artificial. Es uno de los modelos más extendidos y con mayor ratio de optimización gracias a la implementación de algoritmos.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

El funcionamiento de este tipo de publicidad se basa en un proceso de compra y venta de espacios publicitarios pero, a diferencia de los modelos más tradicionales, en este caso los anunciantes compran por los impactos de sus anuncios a su target. Es decir, las marcas pagan para comprar audiencias mostrándole anuncios solo a aquellas personas que tengan un interés real en recibir ese impacto. Ya no se compran soportes o espacios publicitarios en los que aparecer. 

Así pues, para poder acotar e identificar a esos usuarios este tipo de publicidad digital utiliza un sistema de algoritmos con los que recopila información gracias a las cookies, que recopilan entre otros datos sus intereses, gustos, horarios de preferencia para navegar, el tipo de dispositivo utilizado, edad, el género y la ubicación. 

Tipos de publicidad programática

La publicidad programática ofrece dos modelos de gestión:

  1. La programática directa. Permite un mayor control de las campañas puesto que con este modelo se contrata la publicidad de forma directa a través de una plataforma con un solo medio o soporte. 
  2. Real Time Bidding (RTB) o Tiempo Real. En este caso, se ofrece la impresión a todos los compradores a la vez. El RTB es un sistema de subasta o puja que permite limitar las impresiones de los anuncios para optimizar los recursos (ROI). Se realiza en plataformas especializadas en las que los anunciantes establecen un precio y automáticamente al instante la plataforma escoge el precio más alto establecido. De este modo, los anunciantes consiguen generar un mayor impacto mostrando su anuncio en el momento preciso. 

Te puede interesar: RTB Manager: Uno de los perfiles más demandados en Marketing Digital

Además de conocer estos modelos, es importante no confundir la publicidad programática con Google Display Network. Este último es el inventario de todos los espacios publicitarios de las webs y medios de Google e incluye Google Ad Exchange y Goode Ad Sense. En cambio, la publicidad programática permite conectarse a todos los inventarios existentes: espacios publicitarios de Google, Microsoft…

Publicidad programática y Big Data

Tal y como hemos podido ver, la venta automatizada de espacios publicitarios está estrechamente unida al Big Data. Gracias a la recopilación de grandes cantidades de información los anunciantes pueden elegir qué anuncios y cómo se muestran, limitar las horas del día y su frecuencia. 

Gracias a las cookies se puede hacer un seguimiento del comportamiento de los usuarios y personalizar así los anuncios según sus preferencias y comportamientos de navegación. 

Dentro de este modelo de gestión publicitaria digital encontramos plataformas que sirven de intermediarias entre los compradores de medios  y los vendedores de espacios:

  • Ad Exchanges o Marketplaces. Son las plataformas en las que se aúna la oferta y la demanda mediante las subastas.
  • Sell Side Platforms (SSP). Estas plataformas permiten a los editores gestionar su inventario de anuncios y maximizar el ingreso en medios digitales.
  • Demand Side Platforms (DSP). A través del Big Data permite automatizar la compra de inventarios display, vídeo, móvil y search, optimizando así el precio.
  • Trading Desk. Son los profesionales especialistas que gestionan y optimizan las campañas de anuncios programáticos.
  • Data Partners. Son empresas encargadas de recopilar datos que luego venden a los anunciantes para que optimicen el impacto de sus campañas de marketing digital. 

Te puede interesar: Nuevas estrategias de Smart Bidding en Ads: qué es Hagakure

Ventajas de la publicidad programática

Según datos de eMarketer, se estima que la publicidad programática supondrá el 86,5% de la inversión publicitaria total en 2022 y es que son muchos los beneficios que reporta ese modelo de anuncios digitales:

Segmentación de audiencia

Gracias a la implementación del Big Data, la publicidad programática permite una hiper personalización de los anuncios. Así pues, las segmentaciones son mucho más precisas que con los modelos tradicionales.

Te puede interesar: Marketing emocional: ejemplos de campañas exitosas

Publicidad ágil y automatizada

Cualquier anunciante puede conectarse a plataformas especializadas y realizar la compra de anuncios, ya que en ellas se reúnen a los diferentes agentes que intervienen como son los anunciantes, adserver, plataformas y medios. 

Mayor conversión en ventas

Gracias a la segmentación de los usuarios los ratios de conversión (ROI) son mucho más óptimos. El tráfico es de mayor calidad, por lo que se reduce su rechazo y mejora su experiencia de usuario. 

Aprende más sobre marketing digital y otras formas de llegar a tu público objetivo con el Executive Master en Gestión Comercial y Ventas de Euncet Business School.